Catalá acusa a Puigdemont de haber salido huyendo «indignamente» y «furtivamente» de España

El titular de Justicia, Rafael Catalá, ha acusado al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont de salir «huyendo furtivamente e indignamente por no asumir sus responsabilidades con la Justicia ». Durante una interpelación urgente en la que el secretario general del PDECat en el Congreso, Jordi Xuclà, ha asegurado que Puigdemont colabora con la Justicia, a lo que el ministro popular le ha preguntado retóricamente cuándo se ha producido esta colaboración. «¿Cuando se fue de noche furtivamente saliendo en un coche o ahora que se niega a comparecer? Parece que por aquello de comparecer no está por la labor. En Bruselas está más por cenas mientras sus compañeros de Gobierno están respondiendo por sus responsablidades», ha abundado. El ministro ha defendido que la aplicación del artículo 155 se ha realizado «de manera prudente y proporcionada, acorde a la gravedad de la situación» y ha insistido en que su objetivo final «es restituir la democracia y la convivencia». En esta línea, ha considerado que la declaración de independencia catalana ha sido «la más grave amenaza a la democracia en las últimas decadas» y ha considerado que «aquellos que han alimentado la confrontación social y el conflicto», deben pedir perdón al resto de España. «No conozco a ningún constitucionalista que haya ido a pintar las fachadas de ningún independentista o a cortar los suministros eléctricos y de agua de jueces», ha recordado. Por ello, Catalá ha pedido a Xuclà mantener un debate sobre escraches y actos de ataque a domicilios de jueces. «Actos impropios en una sociedad democrática. Eso sí es una anomalía democrática», ha condenado. También ha subrayado su deseo de «conocer la evolución de los partes de lesionados» el pasado 1 de octubre. Desde la tribuna de oradores Xuclà había asegurado previamente que la aplicación del artículo 155 «no ha sido ajustada a Derecho» y «ha ido más alla del ámbito material de este artículo». Por tanto, ha denunciado la existencia de una crisis en la Justicia y en la democracia española para pedir a Catalá que levanta la aplicación de este artículo. «Levanta las manos de la política de Cataluña y de su autogobierno», ha remachado. En esta línea, ha exigido al Gobierno que pida perdón por las cargas policiales del pasado 1 de octubre. Un comportamiento, ha dicho, «comportamiento, desproporcionado e indigno» por lo que ha se negado a mantener ningún otro debate hasta que ese perdón se produzca. «Hasta que no pida perdón no hablaremos de otros temas», ha advertido. El ministro le ha replicado recordándole que España ocupa el puesto 17 en el índice de democracia elaborado por «The Economist» y que analiza a 167 países.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: