Los «juguetes» millonarios de Star Wars

El próximo estreno de la última entrega de Star Wars «Los últimos jedi» despierta la ilusión de los nostálgicos de la saga y de la nueva legión de seguidores que aprehende los sentimientos de las generaciones anteriores. El fanatismo de sus fans mueve cifras millorarias en merchandising desde el estreno de su primer episodio: «Una nueva esperanza». La repercusión de «La guerra de las Galaxias» trascendió la gran pantalla y se convirtió en un fenómeno social sin precedentes, sus personajes y elementos cinematográficos adquierieron la categoría de iconos pop del S.XX. Los niños que crecieron imitando la voz distorsionada de Darth Vader pujaron años más tarde por el casco original utilizado en el rodaje. Los objetos más representativos de los filmes de George Lucas hacen las delicias de las grandes casas y las firmas de lujo diseñan réplicas de sus objetos más emblemáticos. La mayor parte del alijo galáctico original se encuentra en California, sede de las productoras del reconocido filme. Sin embargo, los mitómanos a la caza de reliquias se mueven por todo el globo en busca de su botín. El Corte Inglés cuenta con una de las más valiosas colecciones de objetos de Star Wars en España, sus reliquias se exponen con frecuencia en el famoso centro comercial. Los objetos más valorados son los elementos originales de los rodajes de las películas de 1977, el más valorado de todos ellos fue una de las unidades de R2D2, tras él, el Rebel Blockade Runner y la espada de Luke Skywalker. Les sigue el célebre bikini dorado de la princesa Leia en «El imperio contraataca». Los elementos de las precuelas, sin embargo, se cotizan a precios mucho más bajos. El lote más caro de la segunda trilogía fue la espada láser de Qui-Gon Jinn (Liam Neeson), adjudicada por 66.710 dólares (56.624 euros).

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: