Un histórico comercio, la última víctima de la nueva Gran Vía

El quiosco de prensa instalado desde hace más de medio siglo en la red de San Luis tiene los días contados en esa cotizada ubicación. El Ayuntamiento de Madrid ya le ha notificado que su puesto no podrá continuar en Montera, 48 a partir del año que viene; sus «inquilinos» todavía no saben dónde van a acabar. Las opciones son cuatro. «Nos han dicho que o nos ponemos en la plaza de El Carmen, en Vázquez de Mella o en Callao, pero en esta última ya hay un quiosco de prensa. Otra posibilidad es echar el cierre», cuenta uno de los empleados de este negocio familiar. No quiere dar más detalles ni dar su nombre. No sabe bien si el «desahucio» se debe a la reforma de la Gran Vía que iniciará en enero o febrero el Consistorio madrileño, a las obras del Metro de la Comunidad de Madrid para construir una pasarela entre Sol y Gran Vía o a ambas. Sobrevivieron a la peatonalización de Alberto Ruiz-Gallardón en 2008 moviéndose unos metros en esta misma vía, pero ahora están señalados para su traslado. Creen, de forma permanente. Las Administraciones se pasan la patata caliente cuando se les pregunta por este asunto. Desde la Junta de Distrito de Centro informan de que es el Área de Desarrollo Urbano Sostenible (DUS) que dirige José Manuel Calvo (Ahora Madrid) el que ha dado el aviso al quiosquero porque está incluido en el plan de reforma. DUS señala que es la Comunidad de Madrid, a través de la Consejería de Transportes, Vivienda e Infraestructuras, la que está interesada en mover el quiosco de prensa «porque va a hacer una obra muy grande en la red de San Luis para ampliar y hacer accesible la estación de Metro de la Gran Vía». Por su parte, Transportes, con Rosalía Gonzalo al frente (PP), argumenta que no es por su voluntad: «Nosotros no hemos pedido el permiso para la obra formalmente, que previsiblemente comenzará en marzo. Lo único que hemos hecho ha sido dar traslado de forma provisional al Ayuntamiento a través de nuestros técnicosdel proyecto que se va a llevar a cabo para que vayan planeando las obras». El Gobierno de Cristina Cifuentes subraya que cuando afecta a cualquier tipo de mobiliario urbano, «se desplaza temporalmente». «La nueva ubicación la decide el Ayuntamiento», dicen contundentes. «Hay una partida presupuestada para desplazar por un tiempo a este quiosco, pero para que luego vuelva a su punto», apuntan desde la Administración autonómica. Los quiosqueros tienen la esperanza de que la obra del Metro no pueda llegarse a realizar. «Quieren sacar en esta parte un templete. Algunos ingenieros consideran que este proyecto no se puede hacer porque Montera no lo soportaría por el peso», confía el vendedor de prensa. La Comunidad de Madrid licitó en octubre el contrato de las obras para reformar y modernizar la estación de Metro de Gran Vía. Además unirán ésta con la de Cercanías de Sol aprovechando uno de los pasillos ya existentes. Se beneficiarán de los trabajos, supuestamente, los 44.000 viajeros que recorren cada día la estación de Gran Vía y los 23.000 que utilizarán cada jornada ese nuevo pasillo hasta Sol. Las obras de modernización que se van a acometer durarán 12 meses y van a duplicar su superficie dedicada a los viajeros, que pasará de 900 metros cuadrados actualmente a los 2.000. Tres zonas nuevas En la memoria del proyecto municipal de remodelación de la vía centenaria se incluye el diseño de tres nuevas zonas estanciales con ajardinamiento, una en la plaza de Callao, otra en la plaza de la Red de San Luis y otra en la plaza denominada de Metrópolis. Para Montera, donde actualmente se ubica el quiosco de prensa, el equipo de Manuela Carmena planea una zona estancial con una superficie total de 120 metros cuadrados y una zona ajardinada de 25 metros cuadrados. Sobre la zona ajardinada se plantarán siete nuevos árboles y se completa con la plantación de especies vivaces y arbustivas (80 por ciento) y plantas de flor (20 por ciento), con una densidad de plantación de 8-10 plantas por metros cuadrados, al igual que en el resto de zonas ajardinadas de la actuación. La obra de la Gran Vía durará previsiblemente 13 meses. Imagen del templete de Antonio Palacios en la Red de San Luis, en 1920, días después de empezar a funcionar como ascensor del Metro - ABC El templete del Metro vuelve Desde que se inauguró el Metro de Madrid en 1919 hasta 1966, la Red de San Luis mantuvo en pie su mítico templete del arquitecto Antonio Palacios. En 1966, el Ayuntamiento lo desmontó. El icono madrileño se desplazó hasta Porriño, ciudad natal del arquitecto, en los años 90. El Gobierno de Cristina Cifuentes quiere recuperar el próximo año un templete que recuerde al diseño del autor del Palacio de Correos en Cibeles y la sede del Círculo de Bellas Artes. El mismo incorporá también los ascensores para hacer la estación accesible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: